jueves, 14 de enero de 2016

Yo quiero mi gorro

 
 

 
Ni de princesas, ni de príncipes. Los cuentos que de verdad nos gustan en esta casa son los de osos. Cuanto más extravagantes e inquietos mejor. Los títulos con protagonistas osunos empiezan a acumularse en la estantería de Mopito: Discurso del oso, El misterioso caso del oso y éste que os traigo hoy, Yo quiero mi gorro, una genialidad un tanto irreverente escrita e ilustrada por Jon Klassen.
El argumento es sencillo. Un oso de aspecto afable y bonachón ha perdido su gorro, así que comienza a interrogar a todos los animales del bosque esperando encontrar alguna pista que le lleve hasta él. Ni la rana, ni la ardilla, ni el armadillo, ni la serpiente pueden ayudarle. Tampoco el conejo parece saber nada del asunto, aunque hay algo que nos hace sospechar de este personaje astuto y ladino. Ante el fracaso de sus pesquisas, el oso se lamenta largamente por su pérdida, pero una conversación con el ciervo le hace reflexionar y darse cuenta de un detalle que antes le había pasado desapercibido. No os cuento el final, pero os adelanto que es absolutamente brillante: imposible no dejar escapar una buena risotada.
Lo que me gusta de este libro es, otra vez, que no cae en la trampa tan habitual en la literatura infantil de tratar a los niños como si fueran idiotas. Haciendo gala del mejor humor negro, Klassen destroza el maniqueísmo clásico que suele imponerse en este tipo de fábulas y se aleja de las reflexiones morales construidas a partir de blancos y negros para ofrecernos una lección plagada de grises dobleces. Muy, muy recomendable.
 

23 comentarios:

  1. ¡Me has dejado con la intriga! Opino como tú, me encantan los libros que no tratan a los niños como idiotas

    ResponderEliminar
  2. Jon Klassen es el mejor, yo amo cada libro suyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros tenemos un par y ya nos hemos hecho fans totales

      Eliminar
  3. Pues tomo nota! Gracias por la referencia ;)

    ResponderEliminar
  4. Ayer fuimos a la biblioteca y no pude evitar buscarlo para leer el final...¡sí que es inquietante! XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, desde luego, no hay mejor palabra para definirlo...

      Eliminar
  5. me da que habia oido hablar de este libro antes! voy a buscarlo para las proximas adquisiciones :)

    ResponderEliminar
  6. Me encantó leerlo en vuestra casa... Y tienes razón en eso de "tratar a los niños como si fueran idiotas". Amén :-) Este lo tenemos que conseguir para Mara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una chulada, se nos acumulan las recomendaciones...

      Eliminar
  7. Anoto el título y el autor. ¡Gracias por la recomendación! En casa los top ten son los de vehículos y los de granjas, nos vendrá bien cambiar un poco, jejejeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, nosotros también hemos pasado por una fase granjera, menos mal que la vamos superando...

      Eliminar
  8. Qué bien redactas, maja, da gusto leerte.

    Este libro lo tenemos y me ha dado mucha risa esta frase que has escrito " Tampoco el conejo parece saber nada del asunto, aunque hay algo que nos hace sospechar de este personaje astuto y ladino" JAJAJAJAJAAAAA ;)

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, es que es buenísimo... ¡Ese conejo! En el fondo debería darnos pena, pero... Ay, ay, no digo más.

      Eliminar
  9. El resumen de la historia que cuentas me ha recordado mucho a un cuento un poco más irreverente que me regalaron a mí cuando era niño (niño mayor, pero niño al fin y al cabo): "El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza". Es un poco escatológico, pero recuerdo que me hizo siempre mucha gracia.
    Me apunto la recomendación, aunque ahora en casa estamos más por los búhos y las vacas que los osos, jajaja.

    ResponderEliminar
  10. me ha gustado la reseña, lo tengo que buscar!

    ResponderEliminar
  11. No lo conocía pero tiene pinta de ser muy interesante :)

    Por cierto tengo un sorteo activo por si te interesa.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Oye que buena pinta! apuntado para la próxima adquisición! Un besete!

    ResponderEliminar